26 de febrero de 2009

Perro Callejero

Yo soy mi propio perro
a lamerme las heridas
viviendo de los restos
atento a las caídas

Soy un perro callejero
corriendo en rotación
gruñiendo al espejo
echado al rincón

Un perro de la calle
nada posee, nada suma
y tan sólo ofrece
su compañía a la luna



Ivana, 15 de noviembre de 2004/ alterado en 25/02/2009.

1 comentario:

  1. Amiga, me gustó mucho tu bella poesía, quedo encantado con el perro callejero...bsos

    ResponderEliminar